4 claves para gestionar el parque informático en Centros Educativos

  • Gestión del Parque Informático

Es un echo que las nuevas tecnologías están entrando con fuerza en los Centros Educativos y que vienen para quedarse. Cada vez tenemos más equipos informáticos a nuestra disposición, existe una mayor estructura de comunicaciones en la red de los centros, disfrutamos de más aulas TIC con sofisticados elementos como pizarras digitales y disponemos de acceso a internet de alta velocidad para estudiantes y profesores.

Por todo esto, desde los Centros Educativos hay que hacer hincapié en darle la importancia que merece a la gestión del parque informático con el que cuentan para así poder optimizar sus recursos tecnológicos lo máximo posible, pudiendo conseguir grandes ventajas como:

  • ahorrar costes en mantenimiento informático
  • alargar la vida útil de los equipos
  • mejorar la competencia digital del equipo docente y su aplicación en las aulas

No son una serie de ideas mágicas ni inmediatas, son simplemente recomendaciones que requieren trabajo y constancia y que nacen del sentido común. Estas son nuestras 4 claves:

1Inventariar:

Saber qué recursos tenemos

La primera fase de toda planificación es saber desde dónde partimos. Es importante conocer qué recursos tenemos y su estado actual, para así poder enfocarlos a usos adecuados y conseguir optimizarlos. Es posible que tengamos algún ordenador que se nos quede corto para ejecutar el software de dibujo asistido con el que trabajamos en el centro, pero que nos sirva para hacer consultas por internet en la biblioteca.Si conocemos bien lo que tenemos, podremos planificar mejor para qué usarlo.

Con un buen inventario, podremos planificar pequeñas mejoras que le den un mejor rendimiento a equipos antiguos, como puede ser aumentar su memoria RAM, o instalarle una tarjeta gráfica, en lugar de tener que comprar un equipo completamente nuevo.

2Planificar:

Saber qué queremos hacer con lo que tenemos

Una vez que sabemos con qué recursos contamos debemos planificar qué hacer con ellos para convertirlos en herramientas útiles. Descubrir qué necesidades tenemos y hasta dónde podemos llegar con nuestro parque informático, y redactar un plan de uso adaptado a nosotros es, sin duda, el paso más importante de todos.Debe ser un esfuerzo coordinado y la clave es ajustar las herramientas que tenemos para lo que la necesitamos realmente.

Por ejemplo, conocer qué necesitamos en cuestiones de software y hardware para nuestra metodología didáctica, elegir como Centro un pack de software común a todos, o varios, adaptados a las distintas necesidades y perfiles de profesores o departamentos. Con ello podremos diseñar un plan de acción adecuado y contextualizado y, en consecuencia, mejorar a la hora de dar respuesta a las incidencias del día a día.

3Formar:

Dar a conocer el Plan de uso informático a todos

Es necesario invertir tiempo en implicar a todo el profesorado en el plan diseñado para la utilización de las herramientas informáticas. Debe ser una acción común a todos los estamentos del centro, que generará una mejora pronunciada en la gestión de las aulas y las acciones didácticas, ya que al conocer previamente nuestra herramienta, no gastaremos tiempo en adecuarnos a ella o en buscar qué posibilidades nos brinda.No es tanto, que todos sepan de todo al mismo nivel, sino que conozcan qué herramientas tiene el centro, para qué sirven y puedan diseñar acciones didácticas con la seguridad de poder llevarlas a cabo.

Además, un esfuerzo en la línea de mejorar las competencias de nuestro equipo de profesores a la hora de usar las herramientas que tenemos ayuda a desempeñar nuestro trabajo de una manera más coherente y adecuada a los educandos de hoy, centrándonos en lo que queremos enseñar, y no en el cómo hacerlo dependiendo de la herramienta que tengo.

4Prevenir:

Ten previstos los imprevistos

Por supuesto, en el uso diario de las herramientas siempre se produce un desgaste y un deterioro de las mismas, pero, en contextos como el centro educativo, es fácil reconocer patrones en las incidencias que se van produciendo en nuestros equipos informáticos y eso, sin duda, es una ventaja para nosotros que no debemos desaprovechar:

  • Equipos ralentizados por la instalación de múltiples programas sin un control definido
  • Equipos infectados por malware y virus dónde no nos atrevemos a “pinchar” nuestro USB
  • Equipos a los que les han cambiado tanto la imagen que es difícil encontrar software y carpetas

Todos estos patrones nos deben servir para adecuar nuestra planificación en mantenimiento y soporte técnico, obteniendo un parque informático más funcional y ahorrando costes a medio plazo.

Próximamente publicaremos un artículo adentrándonos un poco más en el mantenimiento preventivo.

¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo con el planteamiento del artículo?

Déjanos tu opinión en los comentarios.

Categorías
0 Comments
0 Pings & Trackbacks

Deja un comentario